sábado, 11 de octubre de 2014

Jesucristo, el Ungido

Jesucristo, el Ungido


Hechos 10:38-39
38 Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Veamos en este artículo acerca de Jesucristo, el Ungido.

En este pasaje vemos que Dios ungió a Jesús con el Espíritu Santo y con poder para capacitarlo para hacer bienes y sanar a todos los oprimidos por el diablo.

Veamos como lo traduce la Biblia del Pueblo de Dios y otras versiones

Hechos 10:38
38 Cómo Dios ungió a Jesús de Nazaret con el Espíritu Santo, llenándolo de poder. El pasó haciendo el bien y curando a todos los que habían caído en poder del demonio, porque Dios estaba con él.

Hechos 10:38 (Biblia Amplificada)
38 Como Dios ungió y consagró a Jesús de Nazaret con el Espíritu [Santo] y con fortaleza, habilidad y poder; como Él anduvo haciendo bienes, en especial, curando a todos los que habían sido dañados y oprimidos por [el poder del] diablo, porque Dios estaba con Él.

Estas versiones nos dan una idea más amplia de la unción sobre Jesús.

Veamos el significado de unción en el Nuevo Testamento:

Se utilizan varias palabras en el Nuevo Testamento, veamos las principales en cuanto al estudio del Diccionario del Nuevo Testamento de Vine: aleifo y crio.

1. aleifo, es el término general para una unción de cualquier clase, sea para refrigerio físico después de lavarse, por ejemplo, en Mateo 6:17; Lucas 7:38, 46; Juan 11:2; 12.3; o de los enfermos (Marcos 6.13; Santiago 5:14); o de un cuerpo muerto (Marcos 16.1). El material empleado para ello era bien aceite, bien ungüento, como en Lucas 7:38,46.

2. crio, tiene un sentido más limitado que aleifo; queda confinado a las unciones sagradas y simbólicas; de Cristo como el Ungido de Dios (Lucas 4:18; Hechos 4:27; 10:38 y Hebreos 1:9, donde se emplea metafóricamente en relación con el «óleo de alegría»). El título Cristo significa «El Ungido». Esta palabra (Cristos) se traduce «su Ungido» en Hechos 4:26 (NVI). Crio se emplea una vez de los creyentes (2 Corintios 1:21).

Entonces vemos que este término crio nos habla principalmente de Cristo, quien por medio de está palabra podemos llamarlo Cristo, el Ungido.

En Hechos 4:26 dice: “Se reunieron los reyes de la tierra, y los príncipes se juntaron en uno contra el Señor, y contra su Cristo.”

Veamos este verso en otras versiones para tener un significado más amplio acerca de Cristo

Nuevo Testamento de Arcas y Fernández
Los reyes de la tierra se han aliado y los poderosos se han confabulado en contra del Señor y de su ungido.

La Biblia Amplificada
Los reyes de la tierra se aliaron [para atacar] y los gobernadores se juntaron y combinaron contra el Señor y contra Su Ungido (Cristo, el Mesías).

La Nueva Versión Internacional
Los reyes de la tierra se rebelan y los gobernantes se confabulan contra el Señor y contra su Ungido.

Entonces vemos que cuando la Biblia dice Cristo podemos traducirlo como “el Ungido”. Jesús es el Cristo, el Ungido de Dios.

Vemos que algunas versiones traducen Hechos 4:26 como: el Mesías.

Biblia Latinoamericana
Se han aliado los reyes de la tierra y los príncipes se han unido contra el Señor y contra su Mesías.

Biblia en Lenguaje Sencillo
Los reyes de la tierra se reunieron; los jefes se pusieron de acuerdo para rechazar a Dios y despreciar al Mesías, el rey que yo elegí".

Dios Habla Hoy
Los reyes y gobernantes de la tierra se rebelan, y juntos conspiran contra el Señor y contra su escogido, el Mesías.

Vine también nos explica esto en una nota acerca de la palabra unción en el Antiguo Testamento:

Cristo, el título neo testamentario, se deriva del griego Xristos (Jristos) que es el equivalente exacto del hebreo massiaj, pues también tiene el significado básico de «untar con aceite». Por tanto, el título Cristo enfatiza la unción especial de Jesús de Nazaret para el cumplimiento de su misión como el escogido de Dios.

A través de estos significados podemos ver que Jesús era el Mesías o Ungido de Dios que fue profetizado en el Antiguo Testamento.

El hecho de ser ungido por Dios no solo significa ser escogido sino también dotado y capacitado por Él para la obra o posición para la que te ha llamado.

Como estamos viendo, tanto la palabra hebrea “Mesías” como la griega “Cristo” significan “el Ungido”.

La palabra hebrea para ungir es “mashaj” y su uso más común de en el Antiguo Testamento tiene que ver con “ungir” con el fin de apartar a alguna persona u objeto para algún ministerio o función.

Strong’s traduce “mashaj” de esta manera: frotar con aceite, ungir, consagrar; también pintar, elegir, unción, ungido, untar.

En el griego la palabra ungir viene de “crío”; que viene de “craomai” (emplear o actuar hacia uno) dando la idea de contacto; untar o frotar con aceite, por ejemplo, el consagrar para un oficio o servicio religioso.

La unción era una señal del Redentor que Israel esperaba.

Isaías 10:27
27 Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción.

El profeta Isaías, mirando hacia adelante por el Espíritu de Dios, vio en el tiempo a Uno que destruiría el yugo (la opresión de Satanás) por causa de la unción.

La palabra destruir significa corromper algo absolutamente hasta que no tenga uso; que no sea bueno para poder ser usado por el diablo.

Jesús tenía totalmente sobre Él el poder removedor de cargas y destruidor de yugos.

¿Cómo funcionó esa unción sobre Jesús?

Hechos 10:38-39
38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Vemos 2 cosas en este pasaje, Jesús fue ungido con el Espíritu Santo y con poder para cumplir su ministerio.

Lucas 3:21-22
21 Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió,
22 y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

En este pasaje vemos el momento en que Jesús es bautizado en agua, en ese momento también la unción del Espíritu Santo vino a reposar sobre Él.

Juan 3:34
34 Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.

Juan 3:34 (Nuevo Testamento de Arcas y Fernández)
34 Porque, cuando habla aquel a quien Dios ha enviado, es Dios mismo quien habla, ya que Dios le ha comunicado plenamente su Espíritu.

Juan 3:34 (Biblia al Día)
34 El enviado de Dios comunica el mensaje divino, pues Dios mismo le da su Espíritu sin restricción.

Juan 3:34 (Biblia del Pueblo de Dios)
34 El que Dios envió dice las palabras de Dios, porque Dios le da el Espíritu sin medida.

Juan 3:34 (Castilian)
34 Porque el que ha sido enviado por Dios, habla las propias palabras de Dios, pues el Espíritu de Dios está en él sin límite ni medida.

Jesús recibió toda la plenitud del Espíritu Santo; no tenía restricciones, ni límites, ni medidas.

Es por eso como veremos más adelante que Él podía operar en los 5 ministerios sin ningún problema; además vemos todas las manifestaciones del Espíritu Santo en Él, con excepción del don de diversos géneros de lenguas por ser exclusivos del Nuevo Pacto.

No solo recibió la unción sino también el poder para hacer las cosas.

Lucas 4:14-21
14 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.
15 Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos.
16 Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:
18 Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos;
19 A predicar el año agradable del Señor.
20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.
21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.

En el verso 14 vemos que Jesús “volvió en el poder del Espíritu”.

La palabra poder es dunamis, que significa: “fuerza, poder milagroso (por lo general por implicación un milagro en sí mismo): eficacia, fuerza, impetuoso, maravilla, milagro, capacidad, dar, poder, poderosamente, potencia, potestad.”

Jesús entró a la sinagoga y empezó a leer el pasaje de Isaías 61 donde habla acerca de la unción sobre el Mesías.

Isaías 61:1-2
1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;
2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová. . . .

Y luego les dice algo que sacudió a los presentes:

Lucas 4:21 (Nueva Versión Internacional)
21 Y él comenzó a hablarles: “Hoy se cumple esta Escritura en presencia de ustedes."

Jesús les está diciendo: “Yo Soy el Mesías que ustedes están esperando; la unción esta sobre Mí.”

Jesús recibió la unción del Espíritu Santo sin medida para:

1. Para dar buenas nuevas a los pobre.

2. Para sanar a los quebrantados de corazón. 

3. Para pregonar libertad a los cautivos. 

4. Para dar vista a los ciegos. 

5. Para poner en libertad a los oprimidos.

Este es el evangelio que debía predicar el ungido con la plenitud de la unción y el poder del Espíritu Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada